Inicio   chistes de exageraciones
ya tenemos 340 adivinanzas

chistes de exageraciones

Eran dos vecinas que vivían tan cerca

Eran dos vecinas que vivían tan cerca, tan cerca, que cuando una pelaba cebollas, la otra lloraba.

Era un verano tan caluroso

Era un verano tan caluroso, tan caluroso, que las gallinas ponían los huevos fritos.


Era un verano tan seco

Era un verano tan seco, tan seco, que las vacas daban leche en polvo.

Era un niño tan pelota

Era un niño tan pelota, tan pelota, que iba botando a la escuela.


Era tan viejo

Era tan viejo, tan viejo, que cuando era niño no montaba en los caballitos sino en los dinosaurios.

Era un niño tan tonto

Era un niño tan tonto, tan tonto, que lo llevaron al cine y exclamó: «¡qué televisión más grande!»


Era un vino tan añejo

Era un vino tan añejo, tan añejo, que hasta la botella estaba arrugada.

Era tan optimista

Era tan optimista, tan optimista, que puso un negocio de venta de hielo en el Polo Norte.


Era tan parlanchina

Era tan parlanchina, tan parlanchina, que no se pintaba los labios sino los codos.

Era tan patoso

Era tan patoso, tan patoso, que en su tiempo libre se dedicaba a hacer el ganso.